domifisio

Los Peligros de la Hipertensión arterial

 

Conocida como la enfermedad silenciosa dado que en oacasiones no manifiesta ningún tipo de sintoma, la hipertensión arterial es una enfermedad del sistema cardiovascular que mantiene repetidamente una presión arterial igual o superior a 140 y/o 90 mmHg. A menudo las personas afectadas no son conscientes de tener los valores de tensión arterial elevados. Este hecho es peligroso, ya que a largo plazo puede representar un aumento del riesgo de sufrir daños en el corazón y los demás órganos vitales, como el cerebro, los riñones y los ojos.

 

¿Qué es la tensión arterial? Es la presión que ejerce la sangre sobre las paredes de los vasos sanguíneos. En general el corazón se contrae y se relaja entre 60 y 80 veces por minuto. Con este movimiento, bombea sangre a través de las arterias a todos los órganos del cuerpo y les suministra oxígeno y nutrientes. La fuerza de bombeo del corazón y la elasticidad de los vasos determinan la tensión arterial. Cuando el corazón late, se contrae (sístole) y la sangre pasa a las arterias. En este instante la presión alcanza un valor máximo que conocemos como presión arterial máxima o sistólica. A continuación el corazón se relaja (diástole) y la tensión en las arterias disminuye hasta un mínimo que conocemos como presión mínima o diastólica

 

domifisio

Los factores de riesgo asociados a sufrir hipertensión arterial que hay que conocer y que se pueden modificar con cambios en el estilo de vida son los siguientes:

 

- Sobrepeso y obesidad.

- Inactividad física.

- Consumo elevado de sal en la dieta.

- Consumo de alcohol, café y tabaco.

- Tomar determinados medicamentos, sobre todo antiinflamatorios.

- Estrés

 

Las principales complicaciones de la Hipertensión arterial:

 

Efectos cerebrales: Es la causa más importante de Ictus. También tiene relación con el desarrollo de pérdidas cognitivas o de demencia.

 

Efectos cardíacos: Es responsable de complicaciones graves, como la insuficiencia cardíaca, la angina de pecho, el infarto de miocardio, las arritmias o la muerte súbita.

 

Efectos renales: Es un factor determinante en la progresión renal y del riesgo de insuficiencia renal.

 

Efectos en la retina: puede afectar a los vasos sanguíneos de los ojos y provocar sangrados o roturas de capilares que producen cambios o pérdida de visión.

 

En España hay más de tres millones de hipertensos y la mayoria de ellos no lo saben. Por este motivo, en un próximo post del blog hablaremos de las distintas medidas a tomar para su prevención.